Multilateralismo

Versión para impresión

Tradicionalmente la Política Exterior del Uruguay se ha caracterizado por su fuerte compromiso con el multilateralismo y el Derecho Internacional (especialmente los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas); considerando que se trata del principal modo de obtener las garantías jurídicas internacionales necesarias para promover los intereses nacionales de nuestro país.

Al respecto,  Uruguay se ha caracterizado por su defensa sostenida del multilateralismo, bajo la firme convicción de que los nuevos desafíos globales del siglo XXI requieren de la cooperación y el entendimiento entre todas las naciones, y de que las instancias multilaterales promueven una participación más equitativa de los miembros de la comunidad internacional.

Asimismo, el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, el fomento de las relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos, la cooperación internacional en materia económica, social, cultural o humanitaria, y la promoción del desarrollo sostenible, así como el respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales, constituyen el horizonte que guía el accionar del país.

Finalmente, se destaca el papel de Uruguay como país constructor de consensos en las negociaciones internacionales, especialmente en lo que respecta al mantenimiento de la paz y seguridad internacionales mediante su histórica contribución de tropas en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas, su apoyo al desarme y no proliferación y su compromiso con los derechos humanos y la temática del cambio climático.

Agenda de Desarrollo Post 2015

El vencimiento durante el año 2015 del plazo establecido para el cumplimiento de los  Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), consagrados en la Cumbre Mundial celebrada en Nueva York en el año 2000, marcó un punto de inflexión en la consideración del desarrollo por parte de Naciones Unidas.

En efecto, la nueva Agenda post 2015, sienta un nuevo paradigma de desarrollo, concebido desde una visión más amplia, transversal, universal, holística y multidimensional, que sitúa a la pobreza como centro de sus acciones.

En este contexto, Uruguay considera que los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible,  ofrecen a la comunidad internacional una oportunidad única, para avanzar decididamente hacia sociedades más justas, inclusivas y con más derechos para más personas; y considera que tiene el gran potencial de catalizar acciones globales hacia  objetivos y metas comunes, bajo el esquema de las responsabilidades comunes pero diferenciadas. Asimismo, se destaca que el país se encuentra trabajando para la implementación de la nueva Agenda.

Membresía de Uruguay en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas durante el periodo 2016-2017.

Teniendo en cuenta el firme compromiso de nuestro país con la defensa de la paz y la seguridad internacionales, Uruguay se postuló para ocupar un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad para el período 2016 – 2017. Las elecciones de los asientos no permanentes se efectuaron el pasado 15 de octubre de 2015, y en dicha instancia Uruguay resulto electo, siendo el segundo país con mayor apoyo tras Senegal, con un total de 185 votos.

En este marco, desde el mes de noviembre de 2015 nuestro país comenzó a participar de las actividades del Consejo de Seguridad como miembro observador, y desde el mes de enero se desempeñará como miembro no permanente del mencionado órgano, teniendo el doble desafío de ingresar al mismo ejerciendo su Presidencia.

Las principales líneas de acción temáticas que guiarán el trabajo del Uruguay como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas son el mantenimiento y consolidación de la paz internacional; las Operaciones de Mantenimiento de la Paz; los Niños en conflictos armados; la defensa del Derecho Internacional y del Derecho Internacional Humanitario; la Protección de los civiles; la Mujer, la paz y la seguridad; el Estado de Derecho y la justicia internacional; el Desarme y la no Proliferación;  la Diplomacia preventiva; los métodos de trabajo y el regionalismo.

Para el Uruguay internacionalista, la participación en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no supone solo una contribución a la paz y la seguridad internacional, sino un ámbito fundamental para que nuestro país reivindique sus principios tradicionales de Política Exterior, teniendo en cuenta su larga reputación de seriedad dentro del ámbito de las Naciones Unidas y su tradicional contribución a las causas globales.

Asimismo, permitirá que nuestro país tenga una participación más directa en la definición de los mandatos de las Operaciones de Paz y posibilitará un reforzamiento del modelo de inserción internacional del país y de su visibilidad a escala mundial.